La climatización invisible por el suelo radiante consiste en un conjunto de tubos de materiales plásticos (generalmente polietileno reticulado con barrera antidifusión PEX o multicapa PEX-Al-PEX o PEX-Al-PERT) colocados en la zona inferior de la solera que se va a encargar de hacer la función de elemento emisor. Si hacemos circular un fluido caliente el suelo se “calentará” y por convección acabará calentando toda la estancia en inverno. Si por el contrario hacemos circular agua refrigerada atemperaremos la estancia en verano, aunque no es especialmente recomendable (ni eficiente) refrigerar desde el suelo por los problemas para producir corrientes de convección (el aire frio se queda abajo) y la posibilidad de que surjan condensaciones en el suelo en lugares cálidos con humedad relativa alta. Desde DCD Formación os recomendamos en estos casos usar un sistema de “techo refrigerante”. Por todo lo anterior nos centraremos en el sistema de calefacción

Este tipo de sistemas son especialmente interesantes en locales donde haya muchos metros cuadrados como grandes salones, pabellones, etc. sin embargo como siempre ocurre con todos los sistemas de climatización tiene puntos a favor y puntos en contra. Vamos a repasar algunos de ellos.

A FAVOR

Trabajan a baja temperatura por lo que permite asociarse con sistemas de energía solar o de bomba de calor de forma sencilla.

La ida de este tipo de calefacción ronda los 40 º, temperaturas fácilmente alcanzable s por sistemas que funciones con energías gratuitas o con rendimientos muy altos como circuitos frigoríficos inversos con lo que el impacto de consumo de energías convencionales es mucho menor.

Permite decorar la casa sin estar pendiente de donde hay radiadores

La zona que permite ocuparse en una estancia es mucho mayor ya que no existen unidades terminales en las paredes.

Saludable y limpio

No hay corrientes de aire ya que las corrientes de convección son mínimas. Evitamos mover el polvo de la casa que luego respiramos y no tendremos las antiestéticas marcas encima de los radiadores,

Menor gasto en energía.

Por los mismos motivos que en el caso anterior, el consumo es mucho menor con lo que el ahorro es considerable.

Sistema muy confortable

El suelo caliente produce una sensación térmica muy agradable

EN CONTRA

Arranque lento

La gran cantidad de agua hace que el calentamiento sea muy lento. Por el contrario tarda también en enfriarse.

Sistema caro

Es entre 2 y 3 veces más caro que un sistema de calefacción normal

Instalación complicada

Hay que realizar el diseño instalación con mucho cuidado puesto que se pueden producir averías por taladros o roturas con el consiguiente problema para su reparación, así como dificultades con el purgado (es imprescindible que el armario colector este en un nivel superior). La empresa seleccionada para la instalación deber-a estar registrada en Industria de su comunidad autónoma como empresa habilitada en Instalaciones Térmicas (RITE).