Compra de una caldera nueva: Condensación, una buena idea.

No se debe dejar la compra de la caldera de gas para cuando llegue el invierno y el frio. En estas fechas de verano podremos encontrar el modelo que deseemos en stock y tendremos tiempo de sobra para decidirnos en elegir una u otra.

Antes de nada, vamos a tratar de conocer las principales características de las calderas de condensación que tras la nueva normativa anti polución y de eficiencia energética se van a quedar como las únicas del mercado.

Rendimiento energético:

Se pude obtener una gran eficiencia energética al usar este tipo de calderas puesto que aprovechan el calor de condensación.

Por este motivo, consume menos combustible. Se calcula que pueden llegar a ahorrar hasta un 40% de combustible y tienen mayor eficiencia energética estacional. Mientras el rendimiento de una caldera de condensación es del 95 %, la de una caldera tradicional es de un 86%, por lo que aporta más energía con menor consumo de energía.

Emiten menos elementos nocivos al medio ambiente:

Este tipo de calderas, consumen menos gas, y lógicamente sueltan una menor cantidades de productos de la combustión a la atmosfera.

Menor gasto de combustible:

Todo lo anterior se logra reducir a que este tipo de calderas consumen mucho menos combustible que las tradicionales.

Alto desarrollo en electrónica

Este tipo de calderas son las de última generación en el mercado por lo que son las más avanzadas en la electrónica del generador.

Su capacidad de modulación, teniendo en cuenta los valores proporcionados con las sondas ofrecen mucha suavidad de funcionamiento lo que redunda a su vez en menor consumo y mayor confort ya que no notaremos bajadas o subidas bruscas de la temperatura (en especial el ACS) aunque también están implementadas para su uso en régimen de calefacción en relación al uso de termostatos ambientes modulantes

Alta potencia de producción de calor

Permiten ofrecer potencias altas en relación al consumo.

Con todo lo anterior solo nos queda decidirnos por ese tipo de calderas o bien elegir alguna de bajo NOx (clase 5) que quede en stock y que tenga un precio mucho más bajo.

Recordemos que la instalación de una caldera nueva de condensación debera ser realizada por un instalador RITE y en ciertos casos puede ser necesario la modificación del certificado de gas también.

2018-01-08T09:01:40+00:00 30 mayo, 2017|0 Comentarios

Escribe un Comentario

Su email no se publicará ni será cedido a terceros